El segundo video íntimo de Florencia Peña que hoy detona en las redes pertenece a la misma sesión amatoria, sin continuidad exacta, correspondiente en todo caso a pocos segundos o minutos desapués, porque ya arranca con una Florencia Peña en estado de frenesí sobre su pareja primero, y delante de su pareja después, para terminar con un “grand” final de frente, al estilo del que se ha impuesto en las producciones profesionales modernas.

Según una fuente muy cercana a Florencia Peña, perteneciente a su segundo anillo de proximidad afectiva, la saga promete continuar con nuevas entregas, que amenazan convertir a la “medio litro” (como le llama en Ideas del Sur) más exhuberante de Argentina en una verdadera estrella del género.